Jorge U. Colin P.

Afrontar la crisis educativa del COVID - 19 con perspectiva de género


Afrontar la crisis educativa del COVID - 19 con perspectiva de género

Como consecuencia de la interrupción en la educación pública en México, ocasionada por la pandemia de Covid-19, 1.4 millones de niñas, niños y jóvenes (NNJ) se encuentran en riesgo de abandonar permanentemente la escuela (PNUD, 2020). Si bien, tanto niñas como niños están en peligro de interrupción, las estructuras que los ponen en riesgo son distintas y entender tales diferencias es de vital importancia para priorizar las alternativas de políticas públicas disponibles.

En el caso de niños y hombres jóvenes, la amenaza más latente es la necesidad de encontrar un empleo para complementar el ingreso familiar, lo que puede incitar el abandono escolar (UNESCO, 2018). Asimismo, en países de ingreso medio como México, la educación a distancia puede acentuar la creciente falta de motivación para el estudio, como ya se ha comenzado a observar entre los hombres jóvenes que están cursando el nivel secundaria y preparatoria (UNESCO, 2018).

En el caso de las niñas y mujeres jóvenes, el cierre de escuelas en el pasado ha demostrado ocasionar el aumento de la violencia sexual, embarazos adolescentes y la presión para responsabilizarse de labores domésticas (Rothe, Lagaay, Gallinetti & Campbell, 2014). Este riesgo es potencialmente mayor en los hogares de bajos ingresos (Evans, 2020). Actualmente existen indicadores de que los fenómenos asociados a confinamientos prolongados están en curso de repetirse en México, particularmente un notorio aumento en la violencia intrafamiliar (La Jornada, 2020). Entre abril y mayo de 2020 se registraron 2,215 casos de NNJ víctimas de violencia, en 63% de los casos perpetrada por algún pariente (Gobierno de México, 2020). Estos incidentes tuvieron un marcado patrón de diferenciación por edad y género: en dos de cada tres casos de violencia reportados entre NNJ de 12 a 17 años, la víctima era niña (Gobierno de México, 2020).

Para responder adecuadamente a estas problemáticas, es necesario no solamente considerar la educación a distancia y la futura reapertura de las instalaciones educativas. Aquí se plantean cinco propuestas que pueden ayudar a que el sector educativo en México responda a la actual crisis de forma sensible y con una perspectiva de género:  

  1. Garantizar la seguridad de las niñas, niños y jóvenes: se debe asegurar su derecho a una vida libre de violencia física, psicológica y sexual, el cual está protegido por convenciones de las que México es un país firmante (UNICEF, 2006). Debemos activar los protocolos necesarios que prevengan el aumento de la violencia, así como estrategias que remedien y mitiguen los efectos de ésta. Existen intervenciones a nivel escuela que han probado ser efectivas para reducir la violencia (Devries et al., 2015), tales como The Good School Toolkit en Uganda (Raising Voices, s.f.). En el caso mexicano, los mecanismos psicosociales utilizados en esta intervención pueden resultar particularmente útiles.   
  2. Ayudar a las familias a cubrir los costos directos e indirectos de la educación: se espera que la crisis sanitaria del Covid-19 impacte de forma negativa a los trabajadores en México, con un efecto particularmente grave para aquellos en la informalidad (Aguilar, 2020). Esto inevitablemente influirá en el ingreso de los hogares, particularmente aquellos en los quintiles de ingreso más bajos. Durante esta crisis, más que nunca, se debe asegurar que la educación pública básica y media superior permanezcan gratuitas y libres de cuotas pseudo voluntarias. Adicionalmente, como se ha hecho en otros países, se pueden utilizar los programas sociales en funcionamiento como un mecanismo de distribución de recursos complementarios para cubrir costos indirectos de la educación (LEAP, s.f.). 
  3. Aumentar la oferta educativa para mujeres jóvenes embarazadas y nuevas madres: la epidemia de Ébola acaecida entre 2014 y 2016 en el oeste de África Subsahariana trajo consigo un aumento significativo en los embarazos de adolescentes, lo que provocó que miles de mujeres jóvenes dejaran sus estudios (Denney et al., 2015). En México debemos prevenir que la tasa de embarazos en jóvenes menores de 18 años aumente y al mismo tiempo que se incrementen las alternativas educativas para madres jóvenes. Si bien, en México ya existen programas que atienden a este grupo poblacional, tales como el programa de becas promajoven, este tipo de apoyos tiene que asegurar su capacidad de respuesta a la pandemia, considerando el aumento en el número de beneficiarias potenciales, así como las actuales condiciones en las que se ofrecen los servicios educativos.
  4. Ir más allá de las emisiones de radio y televisión: es ampliamente reconocido que los alumnos aprenden mejor cuando la enseñanza en los salones va más allá de la simple memorización, sino que además se contempla que el aprendizaje puede generarse a partir de la interacción entre maestros y alumnos (Winthrop et al., 2016). ¿Cómo motivar mayor interacción y diferentes dinámicas de aprendizaje usando la educación a distancia? Un análisis del programa Shujazz en Kenia ha mostrado que se pueden lograr efectos positivos en el comportamiento de los alumnos a través de un sistema personalizado de entrega de contenido e interacciones en redes sociales y mensajes de texto (Hutchinson et al., 2019). Asegurar el involucramiento de los niños y hombres jóvenes en la educación a distancia es fundamental para que no pierdan la motivación. Además, estos procesos de seguimiento ayudan a generar datos de implementación de la educación a distancia. 
  5. Incorporar a las niñas, niños y jóvenes en el proceso de planeación: las NNJ siguen manteniéndose como un agente principal de cambio a pesar de los retos que enfrentan ante la actual crisis sanitaria. Ellas y ellos deben de ser partícipes activos en las decisiones y alternativas educativas que se proponen, así como en su implementación. 

Complementario a los esfuerzos de los principales actores alrededor de la toma de decisiones, la sociedad en general y los medios de comunicación deben buscar movilizarse en torno a la educación de las y los más marginados. Esto incluye darle seguimiento a las señales de alerta en el caso de niñas y niños que  enfrentan  un mayor riesgo educativo (ver de Hoyos, 2020 para más). Sin una respuesta adecuada, corremos el riesgo de que la crisis de salud se transforme en una crisis educativa a lo largo del país. Todos podemos contribuir a que esto no suceda.

referencias

Aguilar, Javier (2020). México: efectos del COVID-19 en el mercado del trabajo, disponible en: www.iis.unam.mx/blog/mexico-efectos-del-covid-19-en-el-mercado-del-trabajo/

de Hoyos, Rafael (2020). “¿Cómo garantizar el desarrollo integral de la primera infancia para todos?”, Xaber Nota de Política No. 02, disponible en: www.xaber.org.mx/db_assets/Xaber_NP1_COVID_FINAL.pdf

Denney, Lisa, Gordon, Rachel & Ibrahim, Aisha (2015). Teenage pregnancy after Ebola in Sierra Leone: mapping responses, gaps and ongoing challenges, disponible en: www.odi.org/publications/10396-teenage-pregnancy-after-ebola-sierra-leone-mapping-responses-gaps-and-ongoing-challenges

Devries, Karen M., Knight, Luise, Child, Jennifer C, Mirembe, Angel, Mirembe, Nakuti, Janet & Jones, Rebecca (2015) .The Good School Toolkit for reducing physical violence from school staff to primary school students: a cluster-randomised controlled trial in Uganda, disponible en: www.thelancet.com/journals/langlo/article/PIIS2214-109X(15)00060-1/fulltext

Evans, David, (2020). How Will COVID-19 Affect Women and Girls in Low- and Middle-Income Countries?, disponible en: www.cgdev.org/blog/how-will-covid-19-affect-women-and-girls-low-and-middle-income-countries

Gobierno de México, (2020). Violencia contra las mujeres: Indicadores básicos en tiempos de pandemia, disponible en: www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/558770/vcm-indicadores911.pdf 

Gobierno de México (s.f). Beca de Apoyo a la Educación Básica de Madres Jóvenes y Jóvenes Embarazadas: Gobierno de México, disponible en: www.promajoven.sep.gob.mx/

Hutchinson, Paul, Mirzoyants, Anastasia & Leyton, Alejandra (2019). Empowering youth for social change through the Shujaaz multimedia platform in Kenya, disponible en: www.shujaazinc.com/wp-content/uploads/2020/01/Empowering-youth-for-social-change-through-the-Shujaaz-multimedia-platform-in-Kenya.pdf

La Jornada (2020). Se eleva radicalmente la violencia doméstica en México: Unicef, disponible en: www.jornada.com.mx/ultimas/sociedad/2020/05/18/se-eleva-radicalmente-la-violencia-domestica-en-mexico-unicef-9821.html 

LEAP (s.f.). Livelihood Empowerment Against Poverty (LEAP) Programme: Government of Ghana, disponible en: leap.gov.gh/

PNUD (2020). Desarrollo humano y Covid-19 en México: desafíos para una recuperación sostenible, disponible en: www.mx.undp.org/content/mexico/es/home/library/poverty/desarrollo-humano-y-covid-19-en-mexico-.html

Raising Voices (s.f.). Raising Voices developed the Good School Toolkit to help educators explore what a good school is and guide them through a process that will help them create one, disponible en: raisingvoices.org/good-school/ 

UNESCO (2018). Achieving gender equality in education: don't forget the boys, disponible en: unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000262714

Rothe, D.,  Lagaay, M., Gallinetti, J.  & Campbell, L., (2014). Young lives on lockdown: The impact of Ebola on children and communities in Liberia, disponible en: resourcecentre.savethechildren.net/node/8708/pdf/ih-liberia_ebola_interim_report-final-io-eng-dec14_1.pdf

UNICEF (2006). Convención sobre los derechos del niño, disponible en: www.un.org/es/events/childrenday/pdf/derechos.pdf

Winthrop, Rebecca, Williams, Timothy P. & McGivney, Eileen (2016). Accelerating progress in education with hands-on, minds-on learning, disponible en: www.brookings.edu/blog/education-plus-development/2016/07/14/accelerating-progress-in-education-with-hands-on-minds-on-learning/