Jorge U. Colin P.

¿Cómo se puede integrar la igualdad de género en la financiación nacional de la educación?


¿Cómo se puede integrar la igualdad de género en la financiación nacional de la educación?

Este artículo fue publicado originalmente en inglés para “Global Partnership for Education blog”. 

 

Una nueva investigación de UNGEI y Malala Fund proporciona dos herramientas prácticas para garantizar que se incluya la perspectiva de género en todas las etapas de las discusiones presupuestarias para la educación, y para hacer que este financiamiento sea más equitativo, efectivo y eficiente.

Incluso antes de que Covid-19 se extendiera por el mundo, 129 millones de niñas no iban a la escuela (UIS, 2019). Ahora, muchos millones más han experimentado una larga interrupción en su acceso a la educación presencial debido a la crisis. Trágicamente, para algunas de estas niñas y jóvenes mujeres esta interrupción llevará al completo abandono de sus estudios.

Junto con el cierre de escuelas, la pandemia ha tenido un impacto dramático en las finanzas públicas de todo el mundo.

Determinar cómo hacer que cada peso dedicado a financiar la educación nos acerque a la igualdad de género es más importante que nunca. Para hacerlo, debemos evaluar cuidadosamente las implicaciones de género del gasto público en educación y el costo y la efectividad de los programas que se financian.

La disrupción sin precedentes de la educación también ha sido ampliamente reconocida como una oportunidad para cambiar el status quo e introducir nuevas medidas que respondan a la dimensión de género para transformar los sistemas educativos.

Dos tercios de los países de ingresos bajos y medio bajos, donde hay datos disponibles, han recortado sus presupuestos de educación desde el inicio de la pandemia (World Bank & UNESCO’s Global Education Monitoring, 2021). ¿Cómo podemos garantizar que los presupuestos de educación sigan respondiendo a las necesidades de las niñas y los niños?

La investigación Spending Better for Gender Equality in Education (Colin Jorge, Fry  Lucia & Fyles Nora, 2021), una iniciativa conjunta de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas (UNGEI) y el Fondo Malala, destaca dos herramientas prometedoras, aunque poco utilizadas, para asignar recursos de manera equitativa, eficaz y eficiente para la educación de niñas y niños: gestión del gasto público con perspectiva de género y análisis de costo-efectividad de diferentes programas.

Gestión del gasto público con perspectiva de género

El reconocimiento de los diferentes efectos del gasto en educación en niñas y niños es la base de la gestión del gasto público con perspectiva de género (GRPEM por sus siglas en inglés), explorada en el informe. El gasto debe estar orientado a corregir los desequilibrios, mejorando la perspectiva de género en la forma en que se asignan y contabilizan los fondos.

Hay algunos mitos sobre GRPEM, y vale la pena decir lo que no es GRPEM, para acabar con estos mitos. No es un análisis de líneas presupuestarias dedicadas exclusivamente a mujeres y niñas, ni una herramienta de promoción para asignar más fondos a estas líneas presupuestarias, y tampoco una propuesta para separar todas las líneas presupuestarias por género.

El GRPEM se lleva a cabo aplicando una serie de pasos y herramientas en cada etapa del ciclo presupuestario. En la etapa de preparación, evaluamos los diferentes efectos del gasto en educación en niñas y niños, y luego reorientamos el gasto para corregir los desequilibrios, mejorando así la sensibilidad de género en la forma en que se asignan los fondos.

En la etapa de discusión del presupuesto, se escuchan las voces de los sectores clave para garantizar que la igualdad de género siga siendo una prioridad en el presupuesto. Finalmente, en la etapa de ejecución presupuestaria, el gasto público es implementado y monitoreado con conciencia de género, generando información para mejorar el uso de fondos y lecciones para el inicio del nuevo ciclo.

Análisis de costo-efectividad

El análisis de costo-efectividad compara el resultado esperado de un programa con su costo. Incorporar la noción de costo-efectividad permite que el gobierno y la sociedad civil tomen decisiones basadas en la evidencia sobre qué programas apoyar en el contexto de recursos limitados. Por ejemplo, el análisis de costo-efectividad puede arrojar luz sobre las alternativas del programa que probablemente producirán mayores aumentos en la inscripción para un presupuesto determinado.

Esta herramienta debe convertirse en un componente fundamental de la conversación para seleccionar entre diferentes alternativas de programas, particularmente entre distintas alternativas para lograr un objetivo establecido, como aumentar la matrícula o el logro de aprendizaje.

El costo-efectividad es un análisis relevante para los países y los socios para el desarrollo por igual, con un valor significativo de ampliar la evidencia existente el costo-efectividad de los programas centrados en la educación de las niñas.

El costo-efectividad de un programa no es una proporción estática y puede resultar especialmente útil considerar cómo pueden bajar los costos  al expandir programas piloto que tocan elementos clave para responder a la crisis actual, por ejemplo, en torno a la provisión de clases de recuperación o apoyo psicosocial para las niñas.

Necesidad de una mayor coordinación de los procesos nacionales y de ayuda

El documento de UNGEI y Malala Fund ofrece recomendaciones importantes para los diferentes actores que apoyan un mejor financiamiento para la igualdad de género en la educación. Aprovechar los entornos de reforma para plantear la introducción de GRPEM y el análisis costo-efectividad puede aumentar las probabilidades de éxito de estas iniciativas, al igual que el apoyo a los defensores locales de la igualdad de género que pueden llevar adelante estas iniciativas en el terreno.

Tanto el GRPEM como el análisis de costo-efectividad destacan la importancia de vincular el apoyo técnico y financiero de los socios para el desarrollo con los recursos locales.

Para los países que busquen implementar estas iniciativas, los primeros pasos útiles incluyen:

  1. Evaluar la incidencia de género de los presupuestos anteriores mientras se prepara para iniciar al nuevo ciclo presupuestario,
  2. Considerar el posible costo de llevar progresivamente programas piloto prometedores a escala y
  3. la construcción de sistemas de datos educativos sólidos desglosados ​​por sexo que respalden tanto el GRPEM como el análisis de costo-efectividad.

Más de dos tercios de los recursos para la educación en los países de ingresos bajos y medio bajos provienen del gasto público. La integración del enfoque de género dentro del ciclo presupuestario nacional es fundamental para cualquier esfuerzo hacia la igualdad de género sostenible en la educación y en la sociedad en general.

Para garantizar que todos los niños y niñas disfruten de las mismas oportunidades de educación, actores como la Alianza Mundial por la Educación (GPE) están  integrando la igualdad de género en su modelo operativo para garantizar que los procesos, las subvenciones, el seguimiento y el aprendizaje de GPE y el diálogo en el seno de este grupo promuevan la igualdad de género. Las conclusiones de este informe destacan la importancia de incorporar un enfoque de igualdad de género en el desarrollo y uso de evidencia rigurosa, así como en el diálogo de planificación y financiamiento interno.

Esperamos que los líderes que hacen realidad las alternativas de aprendizaje para las niñas y los niños más marginados encuentren útiles las herramientas y los principios del documento, mientras hacemos un llamado a todos los actores para que mantengan su enfoque en la igualdad de género en la educación durante este momento desafiante.

referencias

Colin Jorge, Fry  Lucia & Fyles Nora, (2021). “Spending better for equality in education: How can financing be targeted to improve gender equality in education?”, disponible en: www.ungei.org/feature-collection/spending-better-for-gender-equality-in-education 

World Bank & UNESCO’s Global Education Monitoring, (2021). “ Education Finance Watch (EFW)”, disponible en: thedocs.worldbank.org/en/doc/507681613998942297-0090022021/original/EFWReport2021219.pdf

UNESCO Institute for Statistics (UIS), (2019). “New Methodology Shows that 258 Million Children, Adolescents and Youth Are Out of School”, disponible en: uis.unesco.org/sites/default/files/documents/new-methodology-shows-258-million-children-adolescents-and-youth-are-out-school.pdf